Perito Calígrafo en Écija

Perito Calígrafo en Écija: ¿Cómo reconoce un Calígrafo las características de la escritura manuscrita?, Grafólogo, Pericia Caligráfica Judicial, Adveración de Testamentos Ológrafos

El Perito Calígrafo Écija experto en el cotejo pericial caligráfico ha de apreciar todo lo que sirve para identificar la escritura de cualquier modo o grado. El calígrafo judicial en los Juzgados de Écija ha de tener presente la posibilidad de que le aparezcan una gran variedad de datos, desde una escritura muy rápida y titubeante y con debilidad por la edad, con sus múltiples grados intermedios.

Por lo general, la escritura fraudulenta es muy defectuosas en cuanto a la velocidad y movimiento, ya que el falsario tratará generalmente de imitar formas, sin considerar apropiadamente la manera en la cual éstas fueron realizadas.

Cuando una escritura es libre, espontánea, instintiva y natural muestra fácilmente los hábitos musculares establecidos por el sujeto de modo firme, al tener unas impresiones fabricadas, siendo dichos hábitos musculares como moldes mentales, y difieren cuantitativa y cualitativamente de cada sujeto. Esta variación afecta radicalmente al resultado visible.

De hecho, el Calígrafo en Écija debe saber que son el movimiento del dedo, el movimiento de la mano, el del antebrazo, el de todo el brazo, así como sus posibles variaciones, que dependen de los grados de velocidad y habilidad según cada sujeto escribiente.

De lo anterior se desprende que los distintos movimientos que afectan a la escritura en diferentes formas y cambian o modifican la suavidad, derechura, uniformidad y continuidad de las plumadas, y también modifican notablemente las vueltas de unión o curvas entre las letras y las partes de éstas.

En una escritura inexperta el experto perito calígrafo Écija, se constatará que produce un movimiento quebrado y desconectado, y para producir la misma forma se requieren muchos más movimientos interrumpidos o desunidos, o impulsos gráficos de movimientos, opuestamente a si una escritura es hábil.

En una escritura auténtica todos o la mayoría de los trazos ascendentes suelen ser más suaves y libres que las plumadas descendentes, y es justo esta condición la contraria cuando estamos ante una escritura falsificada. En la escritura auténtica, al completar una palabra se hace de una manera natural y libre, de modo que se suele levantar el útil del papel mientras está en movimiento.

Una característica que nos ayuda a los peritos calígrafos para detectar la falsificación proviene del hecho de que el falsificador de firmas o escrituras, en su ansiedad a querer perfeccionar, es propenso a no quedar satisfecho con su ilícito, y en consecuencia tiende a perfeccionarlo con cuidadosos y excesivos retoques, de ahí que ante una enmienda apreciada en un testamento ológrafo debemos poner especial atención al realizar el peritaje caligráfico.

La conclusión que podemos extraer de lo expresado es que cuando se realiza un informe pericial caligráfico para ser aportado como prueba en los Juzgados de Écija, ha de hacerse una lista de todas estas características que presenta la escritura, para considerarlas, sistematizarlas y ordenarlas. El perito calígrafo en Écija no debe emitir un juicio precipitado, aunque consideremos que tenemos la evidencia, de tal manera que es preferible en los órganos judiciales tener más prestigio y fama por exacto que por rápido.